Las emociones: se aprende afectivamente


En nuestra escuela enseñamos a los niños a conocer sus emociones, ya que en el día a día están presentes las pasiones, los miedos, las penas, las inseguridades, las alegrías, etc. Invitamos a los niños a aceptar y conocer sus emociones para así poder disfrutarlas y compartirlas.